En ACEROS DE LA COSTA tenemos más de 21 años de experiencia en venta y comercialización de acero y materiales para herrería con calidad garantizada, para que desarrolle sus proyectos.

En esta oportunidad queremos compartirle un poco de nuestra experiencia y conocimiento respecto al acero, aportándole algunos datos sobre el proceso de fabricación del acero de las catanas Samurái.

Este tipo de espadas son históricamente famosas por la dureza, resistencia y filo del acero con el que eran fabricadas.

Tratadas como auténticas joyas artesanales, las catanas samurái necesitaron de todo el conocimiento metalúrgico existente hasta aquella época (1392-1573 d.C.), ya que las necesidades de combate de aquellos personajes requerían de un acero de calidad prácticamente insuperable. Objetivo que consiguieron, ya que hoy en día siguen sorprendiendo a ingenieros metalúrgicos, las características de dureza, resistencia y estándares superiores que poseen estas espadas.

Las catanas, de origen japonés, se fabricaban con tamahagane, antecesor del acero moderno, que se producía al mezclar limadura de carbón y hierro en la fundición. El trabajo y experiencia de los Maestros herreros de la época era prioritario, ya que debían aportar un porcentaje de carbón superior al 0.6% pero inferior al 1% para obtener metal con la calidad superior requerida.